QUERIDA: NO ENCOGÍ A LOS NIÑOS, PERO QUIERO DESBARATAR LA “MATRIX”.


Un cuento de terror o la posibilidad de que las fantasías más siniestras sean realidad. Una disquisición sobre conspiraciones ancestrales o leyendas de la aldea global.

Por Víctor Manuel Cáceres

La Aristocracia o el gobierno de los "mejores", según Platón.

La Aristocracia o el gobierno de los “mejores”, según Platón.

Suponíanse estos señores descendientes directos de los seres que gobernaron el Antiguo Egipto y que vinieron de las estrellas lejanas, por tal motivo se auto-otorgaron la misión de regir los destinos de la especie humana a través de la estructura de la civilización misma, pero de manera subrepticia y sutil. De esta manera no hallarían oposición de una raza también pensante y cuestionadora, a la vez que instintivamente violenta y destructora. Establecieron el gobierno de los “mejores” de la raza superior en origen y no hablo de cuestiones de color de piel ni de ninguna religión ni pensamiento ni filosofía. Esta gente directamente se supone descendiente de los creadores de la Humanidad a partir de la ingeniería genética de seres alienígenas que llegaron hace miles y miles de años. Evidentemente somos “inferiores” porque somos resultados de su experimento genético cuya finalidad era formar una raza de “esclavos”. Me pregunto si su tecnología no desarrolló la robótica en vez de meterse en tantos líos. Adán y Eva no tuvieron paraíso o quizás nunca entendimos el cuento porque no nos dejaron los manuales de interpretación.

Algunos arqueólogos de lo imposible han establecido de que antes de nuestra civilización existieron otras con un alto nivel tecnológico. Alto nivel tecnológico no significa alto nivel moral ni espiritual. Los adelantos gigantescos de la civilización se deben a las dos guerras mundiales que soportó la Humanidad en el siglo 20. Hoy día los adelantos se vienen a cuentagotas porque están determinados por el índice de consumo y de negocio de las grandes empresas, y grandes intereses políticos y económicos. Ahora si esas antiguas civilizaciones tenían tanto poder tecnológica y conocimiento por qué desaparecieron. No quiero creer que las destruyó la ambición y la vocación de poder de los “mejores”. Siempre hay alguien mejor que uno tratando de destruir todo lo que construís con esfuerzo y trabajo. Los “mejores” dan miedo y más todavía cuando se manejan como élite y con la falsedad entre ellos mismos porque la ambición no se da por conciencia de un grupo sino por individualismo. Depredar todo y esclavizar para que terminen haciendo guerra entre ellos y como niño malcriado y caprichoso tirar todos los juguetes por tierra. Dios me salve de esta especie que al final no se considera humana sino “mejor”.

Si estos son los hijos de Prometeo, por favor que tomen el fuego y se lo lleven de nuevo… Alguna vez alguno de nosotros va a tirar una piedra por otra piedra y de su chispazo sobre la hierba seca saldrá el fuego. No nos hagan favores, en una de esas unos cuantos de nosotros en vez de tirar piedra contra piedra, tiraremos piedra contra vuestras cabezas deformes para que nos dejen en franca paz dentro de nuestros conflictos y bondades como seres humanos. Lo que sí es que esta gente tan especial formó sus sociedades secretas desde antaño y se insertó en la administración económica del mundo… Cuando no, sin ser marxista, pero Marx tenía razón… El dinero mueve al mundo, con dinero salta el mono y este cuento recién empieza. Al final el devenir histórico es consecuencia del movimiento económico de los grupos de poder político y social hacia objetivos claros.

La única libertad que tenemos es de conseguir dinero para ejercer la libertad de consumir pues es eso lo que mantiene al sistema de nuestra civilización. Y los “mejores”, los descendientes del Prometeo extraterrestre, se hicieron banqueros y políticos y comenzaron a desarrollar su plan de dominación a través de entretengase y no se preocupe, más allá de su vida es cosa de políticos nomás y no le incumbe. Comenzaron a desarrollar la técnica de manipulación de la información al estilo Wag the Dog, así la opinión pública queda dirigida por el mensaje que emiten los medios modernos de comunicación. Si la información no nos conviene, dejamos los detalles atrás y contamos medio cuento y si no tenemos ningún hecho que nos convenga para determinada decisión, lo inventamos con toda la parafernalia de Hollywood o de soldados de la fortuna: con unos mercenarios disfrazados pueden inventar una guerra.

Creo que nos resta esperar a que Rusia y China pidan su pago de la deuda en oro y no en dolares para ver que rumbo toma la Historia, y a ver que hacen los secretistas manipuladores del mundo.

El gobierno de los que se suponen los “mejores” es tan egoísta, perverso y absurdo, que tienden más a la autodestrucción, gobierno el poder sin sabiduría, con egoísmo y necedad, la brutalidad y la conciencia de élite por encima del hecho de ser humano… Aunque debo decirlo es así porque esta gente al parecer no es humana por eso falta conciencia y todos nosotros somos para ellos prescindibles. El respeto por los derechos humanos y la vida no importan, antes están los intereses económicos de aquellos que tienen dinero hasta el hartazgo.

Si el dinero es el arma del diablo para corromper al hombre, el hombre mismo cansado de experimentar la dominación exasperante terminará volviéndose contra él para hacerlo desaparecer. La posibilidad de tener dinero y ejercer el poder adquisitivo no es libertad, lo repito, aunque en nuestra sociedad nos permita obrar y en consecuencia realizarnos. El dinero también nos impide ser libres realmente y es causante de la explotación cuando los que manejan los bienes de producción tienen como fin la acumulación de riqueza para ejercer el control político, social, cultural y económico por supuesto.

Regresando a los descendientes de los dioses, si sus padres supieran las fechorías de sus hijos, posiblemente se inmolarían de la verguenza pues demuestran ser de una ralea muy inferior a la humana, no quiero decir que Lucifer está metiendo la cola en este asunto pero algunas acciones tiene en la empresa. Estos muchachos piensan que su vocación de poder tiene origen divino como los grandes reyes absolutistas y que su voluntad debe tener fuerza de ley, como rige en el mundo el estado democrático, ellos compran el poder a través del dinero manipulando situaciones o corrompiendo a todo el que pueden para conseguir sus fines. Como no quieren que nadie piense, cuestione, investigue, abra los ojos, predique lo contrario de lo que han establecido como verdad, manipulan la información y nos cuentan la versión oficial de las cosas guardándose todos los secretos para su deleite.

Como siempre ante un estado de dominación hay disidencia, oposición intelectual, manifestación de desacuerdo, las cuales pueden ser maravillosamente liberadoras como terriblemente perniciosas, más de un inescrupulosa ha manipulado el deseo de justicia popular para sus fines políticos, nunca falta aquel “pequeño” que sueña ser de la élite.

El día en que el pobre deje de consumir, el rico dejará de vivir de la miseria, o tendrá que hacerse justo y retribuir con justicia al que produce los bienes de los cuales disfruta o sigue esclavizando hasta que no le quede, un solo trabajador sano y su imperio caiga. Sin trabajador no hay miseria de la cual enriquecerse. Si el esclavo adquiere conciencia: se rebela. Por eso en este mundo hay grupos secretos no tan secretos que manejan el poder y los que buscan la verdad tienen delirio de paranoia o exageran las cosas. La sutileza no provoca reacción, es un juego de estrategia.

Concluyendo, seamos humanos y no vendamos ni nuestra conciencia ni postura crítica a pesar de las necesidades, del dinero, del poder que siempre intentarán corrompernos y percatemonos que nuestra humanidad es tan grande y poderosa que sí puede romper los esquemas del poder. Tiene la capacidad para gobernar infinitamente mejor, que aquellos dementes que creen descender de una civilización galáctica y siguen atrapados en la mezquindad más enfermiza y deplorable del universo.

POR TODO ESTO Y MUCHO MÁS, QUERIDA: NO ENGOGÍ A LOS NIÑOS, PERO QUIERO DESBARATAR LA “MATRIX”.

Advertencia del autor: Cualquier semejanza con la realidad es mera coincidencia.

Esta entrada fue publicada en OPINIÓN y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a QUERIDA: NO ENCOGÍ A LOS NIÑOS, PERO QUIERO DESBARATAR LA “MATRIX”.

  1. Natalia Paola Rodríguez Olmedo dijo:

    Excelente!!! Recomiendo fuertemente esta lectura!!! A ver si van despertando más hermanos nuestros. Excelente crítica del autor a la realidad social!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s