EL LEGADO DE VALENTÍN, DÍA DE LOS ENAMORADOS AUNQUE SÍ, AUNQUE NO, PERO EL AMOR PERSISTE.


Por Víctor Manuel Cáceres

Foto de la película BLUE VALENTINE,  con Michelle Williams y Ryan Gosling.

Foto de la película BLUE VALENTINE, con Michelle Williams y Ryan Gosling.

Amar es compartir, es combatir, es ir juntos por el mismo camino, reírse siempre de a dos, comprenderse hasta conocerse a fondo cada día, encender juntos el mismo fuego, decidir en comunión de ideas, proyectarse desde el presente al futuro… Amar es tantas cosas que cada persona del mundo puede enumerar y citar miles de cosas que tienen que ver con este sentimiento.

Toda esta historia empieza cuando una dama, Ester Howland empieza a hacer tarjetas el día de San Valentín, con un sentido romántico y expresión de cariño, en una fecha que por costumbre en los países anglosajones tenían de regalar rosas a las personas que uno apreciaba o amaba, amistad y amor… Amistad y amor dos palabras muy gratas para los sentimientos y el ser humano. Estas tarjetas tenían forma de corazón y se llamaban valentines.

Los jóvenes amantes aprovechaban ese día en que todo tenía evocación amorosa para declararse o pedirle a muchacha de sus sueños si ella no querría ser su valentina. Baladas de fondo, baile con luces tenues, banda sonora para amar y dejarse amar con una mezcla de inocencia y ensoñación.

Realmente el día de los enamorados no surgió por obra y gracia de la Publicidad y el Capitalismo, en realidad tener un día especial para que todos juntos digamos te amo y nuestra tierra tenga una energía diferente surgió de la gente misma, de la valoración del amor, de la tierna posibilidad de canalizar alguna pasión silenciada por la distancia. Las cuestiones comerciales surgieron después y la verdad de las cosas esto no es tan extremo como algunos lo piensan: son los sentimientos humanos los que se manifiestan, desde una carta, un beso, una flor arrancada del jardín o una cena con la novia en un lujoso restorant o en el lomitero de la esquina, pero es un día especial donde uno puede renovar los votos de amor y volver a encender una llama con el frenesí del afecto compartido.

Sobre Valentín se refieren varias tradiciones, les relataré la que considero la más oportuna. Durante el reinado del emperador Claudio II “el Gótico” en Roma en el siglo III se estableció la prohibición de que los soldados del Imperio no debían contraer matrimonio ni engendrar familia, que su único deber debía ser con el Estado. Todo esto al más puro estilo de la República Platónica, en que la fuerza militar se debía exclusivamente al reino, y no debían distraer sus deberes con la patria teniendo familia. El emperador consideraba que soldados solteros servían mejor al Imperio por no tener ataduras de ninguna clase, ni obligación de volver a un hogar.
Valentín que era sacerdote consideró que el decreto era injusto y desafió al emperador. Comenzó a celebrar casamientos secretos de jóvenes soldados enamorados.  El emperador Claudio II comunicado de lo que estaba haciendo Valentín, lo citó al Palacio. Ante la prédica de Valentín, el emperador mostró interés, pero Calpurnio, gobernador de Roma y comandante de los ejércitos, le sugirió deshacerse del problema. Siempre los emperadores han tenido manipuladores hablándoles al oído para tomar decisiones y que así manejan el poder por la debilidad misma y la falta de carácter del gobernante.

El emperador ordenó que encarcelasen a Valentín por violar el decreto y atentar contra el ejército romano.

Asterius, el oficial encargado de encarcelarle, quiso burlarse de él y retó a Valentín a que le devolviese la vista a una hija suya llamada Julia, que había nacido ciega. Valentín le dió la vista a la niña en nombre de Dios. Asterius al ver ese milagro se convirtió al Cristianismo junto con toda su familia. Valentín siguió preso por bendecir las uniones de los mantes soldados del Imperio, hasta que finalmente el emperador Claudio II ordenó que lo martirizaran y lo ejecutaran, el 14 de febrero de 270.

La joven Julia, agradecida a Valentín plantó un almendro de flores rosadas junto a su tumba, que más tarde se convirtió en símbolo de amistad y de amor verdaderos.

Esta historia habla de amistad y de realización del amor por encima de la voluntad del gobernante y las leyes. El amor está por encima de todo, los que aman festajaran a plenitud, los solteros, algunos refunfuñarán, se quejarán o esperarán que algún valentín o alguna valentina aparezca. Con el amor todo es posible nunca se sabe. Uno se pega cada inesperada sorpresa. Solo se debe dejar la puerta abierta y ver si ocurre cualquier milagro.

Escena de la película BLUE VALENTINE

Escena de la película BLUE VALENTINE

A celebrar al amor más que nada y reafirmar el cariño por las personas de nuestro entorno es el mensaje. Todo lo que uno pueda argumentar sobre un día en especial a favor o en contra no harán mella, en que la gente enamorada sienta este 14 la emoción de tener a alguien a su lado, con el cual vivenciar que el amor es una realidad y que merece una recordación a través del obsequio mutuo.

Esta entrada fue publicada en RELACIONES INTERPERSONALES y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s