LAS MUJERES ARRIBA, LOS HOMBRES ABAJO O COMO NOS GUSTE A LOS DOS PREVIO ACUERDO.


Por Víctor Manuel Cáceres

La guerra de los Rose es una película estadounidense de 1989, dirigida por Danny DeVito. Protagonizada por Michael Douglas, Kathleen Turner y Danny DeVito.

La guerra de los Rose es una película estadounidense de 1989, dirigida por Danny DeVito. Protagonizada por Michael Douglas, Kathleen Turner y Danny DeVito.

A ciencia cierta no sé de donde venga este asunto de la Guerra de los Sexos, pero alguna idea tengo y he elaborado una hipótesis quizás interesante por la ideología que transmite el mito. Según cuentan las leyendas judeomesopotámicas, la primera mujer fue creada del mismo barro que el hombre, por supuesto esa mujer no fue Eva, sino LilithLa rebelde Lilith… La primera mujer que complicó todas las cosas y de la cual el Antiguo Testamento prefiere no contarnos nada. A veces creo que lo que refiere Baruch Spinoza sobre las escrituras es verdad, pero ese es un tema que prefiero no tocar y pueden investigar y leer en el trabajo del nombrado filósofo.

Como les decía Lilith, la bella y encantadora Lilith, la primera mujer que realmente se paseo junto a Adán en el Paraíso, fue hecha por el Creador de la misma materia que el hombre y por tal esencia ella de por sí ya se consideraba igual que el hombre y no supeditada a él ni por debajo, de allí su rebeldía ante las reglas desiguales que se le imponían, partiendo de la voluntad de su pareja y del orden previsto por el Creador. Había cosas que Lilith no estaba dispuesta a consentir de su hombre ya que ella no se sentía menos que él, se sentía tan libre como él y ella consideraba que no tenía obligaciones a responder al antojo de su macho alfa. Apenas había nacido la Humanidad y ya había líos sobre igualdad de sexos y derechos y obligaciones de pareja. Lilith era firme en sus puntos de vista y no necesariamente maléfica. A veces pienso que una mujer pidiendo igualdad y respeto en el naciente mundo, no puede ser considerada como la encarnación del mal por no consentir ciertas cosas que la involucran y donde su voluntad no es considerada.

Lo que sí es que Adán y Lilith vivían de discusión en discusión y no congeniaban; hombre con ansias de dominación a la hembra, y mujer liberada por considerarse igual que él. Todo explotó cuando Adán que estaba con muchas ganas de tener relaciones íntimas le propuso que ella estuviera debajo de él… ¿Para qué Adán le hizo esa propuesta? Lilith indignada se encolerizó y le dijo: “¿Por qué yo he de acostarme debajo de ti? Yo también fui hecha con polvo, por lo tanto soy igual que tú.” ¿Qué hizo Adán? Trató de forzarla… Violar a una mujer porque no consiente, forzarla a lo que no es placentero para ella o al menos a lo que su voluntad rechazaba… ¿Acaso no sabía Adán que cuando una mujer dice: No, es No?

¿Y si decretamos un armisticio?

¿Y si decretamos un armisticio?

Lilith se fue del Edén, creo que la convivencia entre un hombre dominante y una mujer liberada era suficiente infierno para ella. Adán quedó desconsolado y sin saciar sus fantasías, las cuales se reducían al ejercicio simple de la posición del misionero. Por el misionero tuvimos la primera pelea de pareja de la Humanidad. Como no es bueno que el hombre quede solo, se creó a partir de una costilla de Adán a Eva, la mujer amorosa y sumisa y futura madre de todos nosotros, que según parece no hacía drama a la hora de la intimidad, pues no nos han llegado ni por tradición ni escritos esos problemas de pareja.

Eva, una mujer que vivió para su hombre, salvo el día en que fue curiosa y decidió comerse una fruta prohibida, pero esa es otra historia. Eva que fue creada de la carne de Adán resultó la compañera ideal para el hombre, mientras Lilith liberada yacía con demonios, pero esa también es otra historia. Por eso dicen nuestras abuelas de que encontramos el pedazo de costilla que nos calza cuando encontramos a la mujer amorosa que no se conflictua para darnos su cariño y se lleva bien con nosotros.

La cuestión de mujeres arriba y hombres abajo no debía haber sido tan traumática y complicada, en Adán y Lilith había demasiado orgullo para negociar o consensuar, llegar a un acuerdo. No debió haber sido una lucha por el poder o sobre quien manda. Faltó el dialógo, faltó la negociación. Mujeres arriba, personalmente no tengo problema si ellas están complacidas y se sienten realizadas, pero que te den el gusto de vez en cuando de estar abajo demuestra comprensión, aprecio y que ceda un poco de ella como regalo de mujer satisfecha por los espacios y las libertades. A veces los hombres somos como Adán, no salimos a negociar ni a seducir, sino a tomar por asalto. No culparemos a la libido de la cuestión, somos seres racionales: el respeto a la libertad del otro es la base de la convivencia, aunque parece que nuestra sociedad actual no asume esto prioritariamente.

La reciprocidad en una pareja es fundamental, siempre debemos ceder parte de nuestros capricho, egos, conductas, hábitos y parte de nuestro espacio personal para ser libres con la otra persona. Pero esa cesión de uno mismo no implica una totalidad de lo que somos sino una parte que nos asegure una convivencia amorosa.

Creo también que Lilith y Adán no se amaron, por eso la convivencia fue insoportable. Nadie cedió. Sospecho que Lilith fue la primera feminista y que Adán fue el primer machista porque le faltó capacidad de seducción. De todas maneras me parece que el conflicto de uno arriba y otro abajo es válido cuando falta el respeto, la comprensión y el amor.

Concluyendo: No a la guerra de los sexos y si al armisticio, no pido paz eterna porque cada día es una batalla en que hay que negociar y firmar tratados. No a los orgullos que separan. No a uno por encima de otro…

LAS MUJERES ARRIBA, LOS HOMBRES ABAJO O COMO NOS GUSTE A LOS DOS PREVIO ACUERDO… Es la moraleja. 

Esta entrada fue publicada en RELACIONES INTERPERSONALES y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s