2014: AÑO DE LA DESOBEDIENCIA CIVIL EN EL PARAGUAY.


Por Natalia Paola Rodríguez Olmedo.

“Desobediencia civil” es un concepto que abarca un amplio espectro de acciones ciudadanas a fin de contrarrestar resoluciones, leyes, decretos, normas o actos que emanen exclusivamente de o que involucren al estamento público gubernamental; cuya observancia constituiría en esencia un menoscabo a los derechos e intereses genuinos de la población.

Como todo fenómeno social, su brote está para ser analizado desde lo sociológico, con una perspectiva lo más científica posible y con los instrumentos adecuados; pero todo ello siempre en referencia a un sistema ético cuyo obvio pero aún principal cometido sea el bien común. Pues, a partir del análisis se genera el mandato axiológico en vistas a la operatividad de las acciones, esto es, no se puede soslayar la exigencia de generar el verdadero cambio en un orden social hasta ahora adverso. Se impone el abandono, entonces, de la simple contemplación para pasar a la acción operativa, una acción que incida en la realidad.

frase-la-desobediencia-es-el-verdadero-fundamento-de-la-libertad-los-obedientes-deben-ser-esclavos-henry-david-thoreau-140825

Ahondando en lo dicho anteriormente, todo sociólogo, politólogo, jurista, docente, abogado, defensor de derechos humanos, trabajador social, antropólogo, filósofo, artista, comunicador social (no haremos una exhaustiva enumeración); en suma, quien se precie de “humanista” y aún, por sobre todo, cada ciudadano “común” que comprenda estos procesos sociales, por ser de su incumbencia, no se ve a sí misma ni a sí mismo eximido de tomar parte activa en el estado de cosas específico; cuando este estado socava la justicia y la vigencia de los derechos de todas y de todos.

Un Estado social de derecho debe ser eso; necesaria y forzosamente, debe constituirse en el ámbito donde no prime el interés particular por sobre el interés general.

Es más, cuando hay desobediencia civil, a la norma transgredida se le debe hallar contrapeso con la postulación (expresa o tácita) de otra, que provenga del reclamo popular, más acorde con el bien común.

La desobediencia civil es “pública”, esto implica que no es unilateral ni individual. Como arma estratégica cuenta exclusivamente con la persuasión a la generalidad de la población, pero como impulso el auténtico sentido de una lucha contra la opresión.

Frase de Mahatma Gandhi.

Frase de Mahatma Gandhi.

Por tanto, desde esta parca y apurada visión; podríamos rescatar que existe un triple mandato ético:

1) Conocer con la precisión posible los problemas sociales, sus actores involucrados y las soluciones practicables;

2) Hacer –por más humilde que fuere- “pedagogía popular” a partir de esa información; generando así la persuasión;

3) Pasar a la acción colectiva, de forma consciente, pública y pacífica.

No pretendemos aquí hacer una perorata de idealismos vacuos, por el contrario, estamos intentando aunar herramientas, que nos servirán en el aprendizaje social demandante de la hora justa y precisa que estamos viviendo.

Por ello, a continuación, VEAMOS EJEMPLOS CONCRETOS DE DESOBEDIENCIA CIVIL!!!!:
http://listas.20minutos.es/lista/ejemplos-de-desobediencia-civil-341510/#

En síntesis, negarse a comprar comida basura, negarse a pagar impuestos o rubros disfrazados en otro concepto (SOAT), negarse a pagar tributos dispuestos de manera espuria por el Poder Judicial (aquí los jueces recaudan en negro actos procesales que cobran sin ningún sustento jurídico), realizar huelgas, movilizaciones, paros de usuarios, no acatar mandatos de guerra, expulsar a capitales monopólicos (mediante el no consumo); pueden llegar a significar un paso trascendental e histórico hacia la vigencia de una justicia social verdadera.

En el Paraguay, con la suba arbitraria del pasaje para el transporte público, con la puesta en vigencia de leyes cuya única esencia es la crear nuevas formas de recaudación para sostener los privilegios de las clases oligárquicas (ley del SOAT); junto con el factor de movilización que se está gestando a nivel nunca antes pensado, se están originando las condiciones adecuadas para que esa desobediencia civil llegue a dar frutos de una buena e histórica vez.

No lo dice una sola voz, lo están diciendo múltiples voces que, de manera multitudinaria -valga la redundancia- se han consagrado ya como un factor de presión en este presente, mostrando el camino hacia una mejor sociedad.

Los paraguayos al día de hoy estamos enojados, y con muy justa razón.

Sólo nos queda el tramo de la UNIDAD DE ACCIÓN.

VIVA EL PARAGUAY!!!!

Esta entrada fue publicada en OPINIÓN, POLITICA, SOCIAL. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s